Publicado: 15 de Enero de 2016


MADRID. La Asociación 'CLAVE atención a la deficiencia auditiva' ha alertado de las lesiones irreversibles que pueden causar en la audición de los niños los juguetes sonoros como, por ejemplo, coches con sirena o instrumentos musicales.

Se trata de artículos que parecen "inofensivos" pero que superan los 80 decibelios cuando se colocan junto al oido. En este sentido, la organización ha recordado que la pérdida de audición por ruido es acumulativa y sucede de manera gradual a lo largo de los años.

Por ello, ha recomendado escuchar antes de comprar y tener en cuenta que si el sonido resulta muy fuerte para un adulto, también lo será para un niño.

"Lo aconsejable es elegir artículos con limitador o control de volumen. Otras posibles medidas a tener en cuenta son quitar las baterías o colocar cinta adhesiva en los altavoces para amortiguar y reducir el volumen. También se debe enseñar a los niños a jugar sin llevarse los juguetes ruidosos a la oreja", ha zanjado.