Publicado: 23 de Septiembre de 2015

SOCIEDAD

Seis de cada diez colegios españoles sufren contaminación acústica


El timbre del recreo puede originar un nivel de ruido de 115 decibelios

IGOR AIZPURU

La mayoría de los colegios sufre contaminación acústica

Seis de cada diez centros escolares en España sufren contaminación acústica en las aulas, según el estudio «La seguridad integral en los centros de enseñanza obligatoria de España», realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) por iniciativa de la Fundación Mapfre.

De este modo, la asociación CLAVE, atención a la deficiencia auditivaha querido llamar la atención sobre la necesidad de controlar el nivel de ruido de las aulas para limitar la contaminación acústica y mejorar las condiciones de aprendizaje, con motivo del Día Internacional contra el Ruido.

Han destacado que hay distintas investigaciones que señalan que entre el 30 y el 40 por ciento de los alumnos de Primaria presentan algún grado de pérdida auditiva y que tres son los factores que inciden en la contaminación acústica en las aulas. Uno de ellos es el ruido procedente del exterior; otro el interior provocado por los alumnos, profesores y objetos y mobiliario de la clase; y, por último, la reverberación del sonido.

En todos estos factores se puede incidir mediante medidas, no siempre caras, de acondicionamiento acústico y con normas de funcionamiento en el aula. Los niños tienen periodos cortos de atención y se distraen fácilmente.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que 35 decibelios (dB) es el sonido ambiente adecuado para permitir unas buenas condiciones de enseñanza y aprendizaje en las clases, la mayoría de los centros superan «con creces esos niveles». Por ejemplo, con niños sacando piezas de construcción de una caja, el ruido de fondo se sitúa en el entorno de los 103 dB y el timbre que indica el tiempo de recreo puede originar un nivel de ruido de 115 dB.